No me gusta mi reportaje de boda

reportaje de boda

No me gusta mi reportaje de boda

Reportaje de boda

Se me ocurrió escribir este post mientras leía una publicación en un grupo de bodas de Facebook. La publicación era de una novia que comentaba estar muy disgustada con el reportaje de boda e incluía algunas imágenes. Sin embargo, las fotos que enseñaba estaban bien, algunas incluso muy bien ¿queréis saber qué pasó?

NO ME GUSTA MI REPORTAJE DE BODA, sigue leyendo para que no tengas que repetir esta frase.

Hola, soy Sabrina de STC Videographer. Antes de seguir con la historia te invito a que te suscribas a la news para no perderte nada.

En realidad, no puedo decirte con seguridad qué pasó, pero voy a compartirte mi opinión o punto de vista, porque no es la primera vez que escucho estos comentarios.

Primero quiero destacar algo, un reportaje está mal, si las fotos están movidas, quemadas o con ruido, lo demás es subjetivo. En el caso de esta novia se la veía muy afectada, incluso decía de iniciar reclamaciones legales, pero las fotos estaban bien, lo que no le gustaba – por lo que se podía leer- era el encuadre, y esa es la parte artística, lo que diferencia a un profesional de otro, su estilo, su punto de vista y esto ¡no es un mal reportaje!, simplemente no te gusta su estilo.

En las bodas suelo coincidir con muchos fotógrafos y he escuchado varias veces a las parejas pedir al fotógrafo fotos que éste no suele hacer, de hecho, pasó en la última boda que hice, los novios estaban colocados en una pose muy clásica, el novio sentado en una silla tipo isabelina y la novia de pie junto a él con una mano en su hombro y el fotógrafo insistía para cambiar esa pose y buscar algo más natural y la novia le dice: “pero estas son las fotos que me gustan”.

¿Qué había pasado?

pues la pareja conocía el estudio desde hace muchos años, tenían buena relación y no dudaron en contratarlo. El fotógrafo es un gran profesional, lleva muchísimos años trabajando y hace unas fotos hermosas, peeeeeero no eran el estilo de la pareja que, sin duda, buscaban algo mucho más clásico.

Lógicamente aquí hablo sólo de profesionales, no voy a entrar en cuando las parejas delegan el reportaje de su boda a un amigo o persona que dice ser profesional y no lo es.

Entonces, si estamos hablando de profesionales, que tienen un buen portfolio, buenas críticas, experiencia, etcétera.

¿Cómo evitar esto? Pues muy sencillo, tomar nota:

     1. Definir qué estilo de fotos queréis.

¿Os gustan los posados? ¿Sois más las fotos naturales? ¿Queréis fotos de las mesas?, esto es algo que se hacía hace muchos años y ahora ya no se hace, casi. Se trataba de en algún momento del convite ir haciendo una foto grupal de cada mesa con los novios. Como os he dicho ya no se lleva, pero si a vosotros os gusta y es importante ¡adelante!, pero el fotógrafo tiene que estar al tanto de ello.

     2. Puede que otra pareja os recomiende a un profesional sin dudarlo,

y vosotros guiados de esa opinión decidáis contratar sin más porque os fiais de vuestros amigos y si ellos lo recomiendan no hace falta más. ¡Error! Vuelvo a lo que decía antes, seguramente vuestros amigos os están diciendo la verdad y esa persona es un profesional de p.. madre, pero eso no quiere decir que haga el estilo de fotos que os gusta. Por ejemplo, no hay duda de que Pablo Laguía hace unas fotos espectaculares, tiene miles de seguidores y seguramente más de una pareja os lo puede recomendar, pero a vosotros ¿os gusta su estilo?

     3. No os dejéis llevar por modas, sed auténticos.

Al final el reportaje es vuestro, los protagonistas sois vosotros y vosotros sois los que tenéis que decidir qué fotos os gustan y cuáles no. Y si os gustan las fotos “robadas” ¡perfecto!, si os gustan tenues o muy luminosas ¡genial! Y si os gustan las poses terriblemente acarameladas y cursis ¡a por ello también!

     4. Por último,

todos los profesionales solemos subir a las redes, web, etcétera los trabajos más bonitos, es normal. Cuando quedéis con vuestro fotógrafo pedirle ver bodas completas, mirar dos o tres bodas completas. ¿Veis las fotos que os gustan? Si habéis visto 3-4 álbum con fotos muy bonitas pero que no os dicen nada, ese no es vuestro fotógrafo, os lo aseguro.

Y me diréis, pero si es profesional puede hacer cualquier foto que le pida, si y no. Mi respuesta es confusa, pero la vais a entender ahora.

Lo ideal es que el día de vuestra boda os olvidéis del fotógrafo y videógrafo por completo, tenéis que confiar en que están haciendo su trabajo y lo están haciendo bien y tener plena seguridad de que el resultado es lo que buscáis. Si durante la boda sentís la necesidad de ir detrás de él indicándole qué foto queréis ¿No os parece que algo no encaja? Sería como ir a la cocina a ver si el chef está haciendo bien la comida, pues no. Vosotros ese día tenéis que disfrutar, reír, bailar, llorar y hacer lo que os apetezca, menos, estar dándole indicaciones al fotógrafo.

Por supuesto, si tenéis posibilidad, hacer un reportaje de preboda. De esto hablaré más a fondo en otro post, pero hacer un reportaje previo a la boda os ayudará a soltaros, ver cómo trabaja vuestro fotógrafo/videógrafa, perder los nervios y que el día de la boda todo fluya.

Bueno, eso es todo por hoy. ¿Qué os ha parecido? Si os ha resultado útil compartir, dejar un like y/o comentar, me encantará leeros. Y si queréis que hable de algún tema en especial pedir por esa boquita.

¿Necesitas información o un presupuesto personalizado? Hazlo a través de la página de contacto

¡Nos vemos la próxima semana!

Post a comment

Open chat